Empresa

La deliciosa historia

de los dulces ARGO

Los productos de confitería ARGO llevan más de 25 años proporcionando sabor y alegría a la vida. La historia de los dulces de Łańcut remonta al año 1992, cuando nuestra familia decidió convertir su delicioso sueño en realidad. Tanto en aquel entonces como hoy día nuestro objetivo es fabricar caramelos, piruletas y golosinas de la más alta calidad. Deseando siempre satisfacer a los consumidores de nuestros productos, no dejamos de desarrollar nuestra oferta comercial añadiendo cada vez más propuestas singulares.
Desde hace dos años intentamos promocionar la localidad de Łańcut por medio de nuestro eslogan publicitario. La iniciativa de este pensamiento es el resultado natural de los 25 años de vínculo de ARGO con este lugar pintoresco. Łańcut es una hermosa ciudad, con una historia muy rica y una gente espectacular que compone su ambiente. Siendo el “elemento más dulce del paisaje económico” de este lugar, recurrimos a todos los medios de comunicación para transmitir los valores de nuestra ciudad.

Cada vez más caramelos de Argo

Los primeros años de nuestra actividad comercial fueron una época de desarrollo dinámico. Los productos de confitería ARGO consiguieron conquistar los corazones de los aficionados a los dulces de todas las edades, lo cual inspiró a nuestro equipo para tener mayor creatividad en la creación de recetas y productos innovadores. En la actualidad ofrecemos una amplia selección de dulces: caramelos duros, golosinas y piruletas rellenas (también con chicle), bombones, así como productos artesanales para fiestas y ocasiones especiales (incluidos los corderitos pascuales o las piruletas de San Valentín).

Nuestro objetivo es el desarrollo continuo

Junto con el exitoso desarrollo de la empresa, nos hemos ido planteando unos objetivos cada vez más participativos y ambiciosos. Hemos decidido alcanzar la posición de líder en el mercado polaco, así como acceder con éxito a los mercados extranjeros. Hoy día fabricamos unos 5 millones de kilogramos de deliciosas golosinas al año, incluidos unos 100 millones de piruletas.

Trabajamos con dedicación y entusiasmo, siempre manteniéndonos abiertos a nuevas tendencias y dispuestos a perfeccionar nuestros productos. Por tanto, nuestros productos de confitería se pueden adquirir ya en Austria, República Checa, Alemania, Hungría, Eslovaquia, Ucrania, Lituania y Letonia, así como en Rumanía, Estonia, Suecia, Grecia y Rusia. Y eso no es todo. Hemos logrado introducir nuestra oferta en otros continentes, también al otro lado del océano. Los dulces ARGO ya se pueden encontrar en EE.UU, Uzbekistán, Libia y China.

Premios y menciones: cómo nos destacan los demás

Nuestra actitud consciente de la seguridad de los alimentos queda confirmada por medio del certificado internacional IFS (International Food Standard) del nivel más alto, del que somos poseedores desde el año 2007. Se trata de una distinción que demuestra la máxima calidad de nuestros productos, así como la innovación aplicada a los mismos (ideas en el campo de la infraestructura: parque de maquinaria, laboratorio recién inaugurado).

En los años 2006 y 2011 la empresa ARGO fue premiada con el galardón polaco “Gacela de Negocios”, lo cual la sitúa entre las empresas que cuentan con el desarrollo más dinámico de todo el país.

Filosofía de la más alta calidad

Productos de la más alta calidad ofrecidos por un precio asequible. Además: fiabilidad y preocupación por la satisfacción de los clientes. Estas son las características que nos distinguen y nos permiten satisfacer incluso a los gustos más sofisticados.

Los colorantes y aromas naturales, los zumos de frutas y las vitaminas, la ausencia de conservantes y alérgenos: todo ello demuestra la elevada calidad de nuestros productos.